Se supone que la hora de dormir es la hora para descansar, olvidarnos de todo y darle al cuerpo el merecido descanso, pero con cuánta frecuencia es todo lo contrario. Tal parece que, en vez de todo eso, la hora de dormir es la hora de comenzar la carrera.

Un día de trabajo normal es un sinfín de actividades de diversa índole, unas más exigentes o intensas que otras, sin pausa aparente, que por un lado nos drenan de energía física, y por el otro nos saturan de energía nerviosa mal digerida. Es esta acumulación de energía nerviosa no asimilada la que termina produciendo estados de ansiedad y una falta de sueño crónica.

Durante el día la sucesión de actividades se alimenta de toda esta energía, usándola para impulsar el frenesí, pero tienen la mala costumbre de no saber parar a la hora de dormir.

Mecanismo fisiológico del sueño

Hay cambios interesantes que se dan en el cuerpo cuando éste decide que es momento de descansar. Uno de ellos es que nuestro núcleo central de órganos y sistemas se enfría, su temperatura se reduce en uno o dos grados, produciendo un aletargamiento que facilita la transición al sueño. Es como si el cuerpo nos impulsara a hibernar durante una noche. Este mecanismo, sin embargo, es combatido por la acumulación de energía nerviosa del día. Por eso es que desde el momento en que nuestra cabeza toca la almohada comienza una batalla entre nuestro cuerpo que quiere dormir y nuestra mente que quiere seguir activa.

¿Resultado final? No podemos conciliar el sueño. Pasamos la noche volteándonos de un lado a otro y nos despertamos agotados y con un conjunto de dolencias físicas.

¿Qué hace Reiki por tu sueño?

Recuerda que el Reiki es un sistema de sanación alternativa que trabaja a todos los niveles del ser: físico, emocional, mental y espiritual. La palabra a recordar es sistema.

Las terapias Reiki se basan en la restauración de los niveles de energía vital universal y su movimiento original, natural. Cuando esto se restablece y la armonía vuelve a reinar todo se beneficia. Todo.

Cuando tú adoptas el Reiki y te entregas al concepto de permitir que la energía fluya cada problema que hayas manifestado comienza a reducirse de forma inmediata. Es cierto que algunos situaciones requieren un tratamiento más o menos prolongado, pero los beneficios comienzan desde el día uno.

Mediante las técnicas Reiki la armonía universal, de la cual nos separamos en la medida en que perdemos de vista quiénes en realidad somos, vuelve a balancear las emociones de miedo y la excesiva preocupación sobre asuntos que deberían quedar atrás al terminar el día.

La disciplina del Reiki, sus terapias y la asimilación de sus principios de vida, te enseña a dejar ir el exceso de energía negativa que las tareas diarias puedan acumular en tu sistema. Tu confianza aumenta, el miedo deja de colgarse de ti, y la alegría y entusiasmo de vivir transforman la energía negativa en vitalidad y salud.

Asume Reiki, ábrete a la energía universal y deja que haga lo que ella sabe hacer mejor: sanarte.

Usa este formulario para todas tus preguntas sobre Reiki, Las sesiones gratis de Reiki y las sesiones privadas o Reiki a distancia

 

CONTACTARNOS

No estamos en este momento, déjenos un mensaje y nos pondremos en contacto lo antes posible

Enviando
o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

A %d blogueros les gusta esto: